domingo, 6 de diciembre de 2015

Amarse con los ojos abiertos.

Hay tipos de personas que impactan, distintas a todos, irreverentes y caóticas.

Esa clase de persona que brilla por si sola. Ellos que no tienen miedo de las risas, de los riegos de las alegrías, personas que viajan, que conocen culturas nuevas, que se preocupan por acrecentar su conocimiento antes que su fortuna, personas interesantes de esas que hablan y atrapan.

Estas personas son como quieren ser, son seguros de si mismos, sin caretas, ni nada que oculte su verdadero ser. Son ellos los que llegan a replantear la manera en la que percibes al mundo, que remueven tus pensamientos que, cuestionan, que debaten tus ideas. Ellos no tienen miedo de dar su punto de vista, que te hacen pensar en lo relativo a las verdades establecidas.

Yo los llamo personas huracán, pero no te confundas, no llegan a destrozar, son de aquellos que remueven, que transforman, que le dan un sentido a la vida. Espero que tengas suerte y que puedas coincidir con alguno de ellos, aprenderás a convivir a coexistir, y aprenderás a ser mejor persona, mejor ser humano.

Te aseguro que después de ellos, nada será igual, que marcan un antes y un después que te harán odiar la calma, que te volverán adictos al caos. Sin poder evitarlo te contagiaran ... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada